Si fumiguen i no m’avisen, m’ofego i em moro

Pilar Remiro, veïna de Vilassar de Mar, pateix La síndrome de sensibilitat química múltiple. / MANOLO GARCÍA Pilar Remiro pateix sensibilitat química múltiple

Per això, des del 2010 està en contacte amb l’Ajuntament de Vilassar de Mar, el seu poble, per demanar-los col·laboració. Així ha aconseguit que deu dies abans de fer alguna fumigació l’avisin, tot i que recalca que no ho fan sempre. “Si se’m tanca la glotis a causa de productes que fan servir, m’ofego i em moro. No donar-hi importància és no tenir respecte per la vida humana”, els retreu indignada. Per això, continua lluitant i assegura que no es rendirà fins que la tinguin en compte.

Link http://www.ara.cat/societat/fumiguen-mavisen-mofego-em-moro_0_1623437711.html

Este blog recomienda leer los comentarios de este artículo en su publicación original

 

La sexta extinción no es culpa de los meteoritos, sino del consumo de los ricos

La sexta extinción no es culpa de los meteoritos, sino del consumo de los ricos

Una serie de líneas de colores conectan las tiendas de artículos de consumo de lujo de Berlín, Londres o Nueva York con lugares recónditos en México o Indonesia. Bosques enteros y hábitats de especies amenazadas caen bajo las retroexcavadoras (ya no se emplea el hacha) para dejar sitio a campos de café, por ejemplo, de una variedad escasa y cara que terminará en los escaparates de la planta de alimentos de lujo de Harrod’s o Kauf des Vestens. Por cada saco de café o de cacao extraído de la selva arrasada, podemos contar uno o dos monos liquidados. Es lo que se llama la sexta extinción, la primera causada por una especie –la humana– sobre el conjunto de las demás, después de cinco extinciones causadas por catástrofes geológicas.

Ahora, un grupo de estudiosos se han puesto manos a la obra y han cuantificado parte de la red de destrucción de paisajes de enorme valor que sale de los mostradores de las tiendas. Según sus conclusiones, existen innumerables conexiones entre el consumo de los países ricos y la destrucción de hábitats valiosos e irremplazables en los países pobres. Por ejemplo, la tala de enormes extensiones de la selva amazónica para cultivar soja, con la que se alimentarán los animales que nos proporcionan carne sólo en apariencia barata, que en realidad ha salido muy cara en términos de biodiversidad, o similar destrucción del mismo tipo de hábitat en Malasia e indonesia, con vistas a obtener aceite de palma de usos industriales variados, o conexiones más sutiles, como la captura de pájaros para su venta en tiendas de animales de Londres o Madrid: por cada animal que llega vivo a su destino, cientos mueren por el camino.

No es fácil ser consciente de estas conexiones. Todos rechazaríamos horrorizados un cenicero hecho con la mano curtida de un gorila, pero no podemos saber que el aceite de palma contenido en el jabón de tocador que usamos cotidianamente ha sido obtenido a costa del espacio habitable de los orangutanes en Sumatra. Un consumo ultraconsciente sería imposible y difícil de sobrellevar desde el punto de vista psicológico. Lo que sí podemos hacer en detectar y denunciar las líneas más gruesas de esa tela de araña de destrucción mundial, aquellas en que se está aniquilando valiosa e irremplazable biodiversidad a cambio de casi nada. Pan para hoy y hambre para mañana.

 Fuente:http://genteyhogaressostenibles.info/post/25426063974/la-sexta-extincion-no-es-culpa-de-los-meteoritos-sino

Dr. Russell Blaylock expone el proyecto eugenésico de los Rockefeller

 

Según consta en el texto de Youtube:

En esta fascinante entrevista, el Dr. Russell Blaylock revela cómo programas para reducir la población, planificados por la Fundación Rockefeller y compartidos con los nazis, fueron la base para motivar la fluoración de nuestras aguas y llenar nuestras vacunas con tóxicos.

Blaylock es un neurocirujano retirado y autor, cuya investigación vanguardista ha documentado exhaustivamente la existencia de una epidemia de desórdenes neurológicos conectados directamente con toxinas en nuestro medioambiente, y cómo se relaciona con el programa de eugenesia global tras la reducción de la población.

El doctor explica cómo el movimiento de eugenesia comenzó en Estados Unidos a través del financiamiento de Rockefeller, Ford y Carnegie, el cual originó el proyecto de la Ciencia del Hombre, cuyo objetivo era rediseñar socialmente a la humanidad para extirpar a quienes fuesen considerados “indeseables” por la élite. El financiamiento de Rockefeller a través de grandes universidades luego proporcionó dinero a programas de eugenesia por muchos años, información que fue posteriormente compartida con los nazis de la Alemania hitleriana. Una vez que la eugenesia atrajo connotaciones negativas de superioridad racial y genocidio, la pseudociencia renació bajo la tapadera de la biología molecular y el estudio del ADN.

El objetivo es alterar el comportamiento, cambiando químicamente la manera en que el cerebro funciona. Uno de los métodos principales para lograrlo es mediante la fluoración del agua y los suministros alimenticios. Blaylock explica cómo oportunistas del flúor se aprovecharon de la caída de la caries dental, que ocurría naturalmente como resultado de un aumento en la ingesta de calcio y mejores dietas en occidente, para afirmar que la fluoración masiva es buena para la salud, mientras ignoraban una enormidad de estudios que probaban que agregar flúor al agua no reduce para nada la caries, sino que la aumenta.

Blaylock relata cómo estudios tras estudios independientes han mostrado que el flúor aumenta el índice de cáncer y desórdenes en los huesos, lo cual constituye una buena manera de aumentar las tasas de mortalidad entre los ancianos, y también lleva a profundos desórdenes neurológicos. Blaylock recalca la investigación de Phyllis Mullenix, Ph.D, quien condujo en la Universidad de Harvard uno de los estudios más grandes sobre los efectos del flúor en cerebros de animales. Mullenix descubrió que las crías de los animales que habían sido alimentados con flúor después del nacimiento se volvían muy letárgicas y apáticas. Mullenix encontró que el flúor tiende a acumularse en una parte del cerebro que controla el comportamiento. Después de revelar la verdad sobre el flúor, Mullenix fue silenciada y atacada por el establishment médico del cual había sido parte.

El doctor Blaylock también detalla los peligros de las vacunas y cómo conforman el asalto eugenésico, indicando que los índices de mortalidad infantil son imposiblemente altos para una nación que debiese ser el líder global en salud. Blaylock lo reduce al hecho de que bebés estadounidenses están siendo inyectados con más vacunas que antes, número en aumento que se relaciona directamente con niveles de mortalidad infantil. “Cuando vacunas en exceso, ello interfiere con el desarrollo del cerebro y luego el niño tiene dificultades para aprender, tiene problemas en su conducta y su cerebro no se puede desarrollar normalmente”, declara Blaylock.

Esta es una entrevista clave que debes ver si deseas comprender las bases de cómo estamos siendo atacados día a día. Blaylock explica claramente la información, de una manera fácil de entender, para que todos puedan obtener un entendimiento coherente de cómo podemos defendernos de este asalto químico contra la humanidad.